Parroquia de Santa María de Torre Espioca

Torre Espioca
Exposición fotográfica sobre la Torre de Espioca
10 octubre, 2016
Torre de Espioca
Torre de Espioca
12 octubre, 2016
Mostrar todo

Parroquia de Santa María de Torre Espioca

Ermita de Torre Espioca

La Parroquia de Santa María es la más antigua del término de Picassent. Está ubicada dentro del complejo de la Alquería y durante muchos años fue la única Ermita para los diferentes núcleos urbanos colindantes. De hecho esta fue en sus orígenes también la parroquia matriz sobre los pueblos próximos como Alginet, Benifaió y Almussafes por tener sobre ellos jurisdicción eclesiástica.

Con el tiempo y sus circunstancias el tejido de edificaciones parroquiales fue cambiando. Por ejemplo, la distancia entre núcleos poblados como Alginet y la Parroquia de Santa María fue un motivo alegado por los habitantes de este pueblo para conseguir desmembrase de ella. Una escasez de transporte adecuado y una distancia de casi cinco kilómetros convertían el viaje dificultoso, sobre todo durante las lluvias fuertes o momentos climatológicos extremos. Posiblemente por estas causas se llegó a la creación y el levantamiento de la vicaría de Alginet el 9 de octubre de 1375, que aunque aún se encontraba sometida a la Parroquia de Santa María, podían contar con un vicario perpetuo en la nueva vicaría y evitar así tan largo desplazamiento. Según Paco Beltrán (cronista oficial de Benifaió), fue precisamente esta vicaría el origen para el levantamiento de la posterior parroquia de Alginet el 2 de agosto del año 1537.

Parece ser que todo comenzó tras el rendimiento de la torre Espioca al ejército cristiano de Jaume I. A diferencia de lo que sucedió en alquerías vecinas como las de Benifaió o Alginet en las que la población musulmana fue expulsada, en este núcleo urbano permaneció la población musulmana original. Esta particularidad de mantener su población musulmana junto al incremento de la llegada de habitantes de las alquerías vecinas, permite deducir que indujo a que la iglesia optara por construir la parroquia de Santa María. Su objetivo: conseguir la conversión de la población musulmana.

La construcción de la parroquia de Santa María supuso la necesidad de conseguir más recursos para su sostenimiento, lo que intuye pensar que para aumentar la recaudación y la defensa de la parroquia, se optó por el aporte de más rentas y para ello tuvo que extender su jurisdicción eclesiástica hacia los nuevos pueblos cristianos más cercanos como por ejemplo los de Alginet, Almussafes y Benifaió. Un coste justificado en la tarea evangelizadora de la parroquia de Santa María.

Pero todos estos esfuerzos no garantizaron la hegemonía de Torre Espioca en el tiempo. A partir de la conquista cristiana, los nuevos pueblos cristianos dependientes de la parroquia de Santa María fueron asentándose e incrementando su población, iniciándose un pleito orientado a la independización de su jurisdicción eclesiástica.

Según la documentación consultada, entre los años 1467 y 1537 debió suceder una serie de causas que condujeron a la despoblación de Torre Espioca. En algunos estudios se habla de que se vio golpeado por una serie de enfermedades como las fiebres Tercianas que diezmaron gran parte de la población, pero no está bien documentado. Lo que sí está más claro es que su escasa población decidió trasladar su residencia a Picassent. Asimismo, la sede parroquial se trasladó a Benifaió, que era el lugar más céntrico de la antigua jurisdicción eclesiástica, como lo testimonia Paco Beltrán documentalmente.

La antigua Torre Espioca permaneció despoblada hasta finales del siglo XVIII o principios del siglo XIX, cuando se construyó la casa de Espioca.

Fuentes consultadas:
Rafael Bosch í López (cronista oficial de Alginet) y Paco Beltrán (cronista oficial de Benifaió)

Imágenes de la Parroquia de Santa María de Torre Espioca



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *